1 feb. 2014

La niña indecisa

¡Qué risa me dió hoy con mi hija mayor! (Y tambien qué alegría). Por fin, a los 30 años, oigo de su boca algo que si se lo digo yo... uuy, ¡mejor no!

Dice ella a su novio: "Cuando yo era pequeña quería todo lo que tenía mi hermana, ¿verdad mami?" Jejejejjejejje!!! ¡¿Qué te voy a decir..!?

Su hermana nació un 31 de diciembre y ella cumplió los dos añitos el 5 de enero, el mismo día en que regresé a casa con su hermana. Era todavia un bebé y más ella que fue prematura. Suele decirse que ser la del medio, como que descoloca... Sea como sea, lo cierto es que esta niña tan linda, tenía su qué...

El día en que quice probar si podía sentar a la pequeña en la silla de paseo, hasta entonces suya, casi le da algo... Me pilló en plena acción, y el primer grito aún me retumba en los oídos, jeje!! Era tan grande su disgusto que me apresuré a consolarla, ¿cómo iba a explicarle que yo no tenía 4 brazos?

Más adelante, cuando les compraba aquellos "ponis" de colores, las barbies, las casitas, o cualquier otro juguete, incluso la ropa, siempre compraba diferentes colores. Como a la pequeña le daba igual elegía ella. Pero no vayamos a creer que es fácil, se tomaba su tiempo, y se quedaba el rosa pero... luego miraba a la hermana y le entraba la duda de si el azul no era más bonito. De tal manera que más de una vez habrá intercambiado a su antojo las cosas.

Cuando la chica ya no estaba conforme o tal vez yo me percaté de la cosa, pasé a explicarle que se lo pensara bien, porque una vez elegido ya no lo podría cambiar. Mucho habría que contar sobre el asunto, pero me quedo por aquí...

¿Quién no ha tenido este tipo de problemilla?