6 oct. 2015

A perro flaco todo son pulgas



Todo parece indicar que me he vuelto diabética durante el mes que pasé en el hospital. No me explico el porqué.
Hace unos 2 años me dió por comer pasteles de chocolate pasados por la batidora, al almuerzo y cena, ¡me ponía perdida! Creo que hay por ahí una foto, obra de una graciosa cuyo nombre, para quien conoce la familia, es fácil de adivinar.
La manía me duró meses y aún así siempre tenía la tasa de azúcar en sangre más bien baja. 

En la UCI me alimentaron de batidos por sonda gástrica, y ya en casa seguimos igual. Así que cuando empecé a sentirme mal, pensé que era por la traqueotomía. Lo último que se me hubiera ocurrido es que de repente me había vuelto diabética. Vaya, que a perro flaco todo son pulgas...
De hecho, le escribí a mi doctora el siguiente correo: 


Querida Ana,
Espero que vuelvas muy descansada porque me parece que agosto no va a ser tranquilo para tí. La primera en darte la lata voy a ser yo, que te esperaba como agua de mayo.
Verás, desde un tiempo a esta parte, además de las molestias normales del levantar, ducha, cura y demás... Me paso toda la mañana con náuseas. Se puede llevar, pero a todo esto se suma que apenas me ponen las pastillas y el batido, me da dolor de barriga, me pongo muy nerviosa, como angustiada, con una opresión en el pecho, como si me faltase el aire. Por la tarde sigue el dolor de barriga (apenas acaba el batido tengo que ir al baño). Eso sí, lo demás se me quita, y en la cama estoy bien, de hecho duermo muy bien.
¿Qué te parece el cuadro? (No imaginas lo que es poder expresar lo que siento...)
Además, hay que pensar en el cambio de PEG, que me ha sangrado varias veces. 
Gracias Ana, Un beso.)

He obviado lo del dolor en el ojo izquierdo, el extremo cansancio, las breves pérdidas de conocimiento, los picores... En fin... Llegó un día en que me moría de sed, la boca y los labios secos, les pedí a mis hijas que me ducharan con agua helada, me hubiese quedado todo el día debajo de la ducha... Al día siguiente vino Carmen, mi enfermera, y como siempre me pinchó el dedo a ver... ¡Nos quedamos muertas al ver el número 5,5 en el nivel de azúcar en sangre!!


Ahora estoy con alimentación para diabéticos e insulina 3 veces al día. Ya mucho mejor ¡¡ufffffff!!!
Amigos si notais alguno de estos sintomas, estad alerta.

(Escrito con la mirada)