25 mar. 2016

Mis manías e ironías


¿Soy una maníatica del orden y de la limpieza?
Creo que sí (sin caer en el ridículo). Quiero decir que cuando tenía visitas o celebraba algo en mi casa, me daba igual de todo, lo importante para mí era que mis invitados estuviesen a gusto y relajados.
Pero en cuanto me quedaba sola tenía que limpiar y ordenar todo lo más rápido posible. Las ventanas limpias, las cortinas bien colocadas, las toallas bien rectas en los toalleros, la cocina y el baño relucientes..

Con mi cuidado personal lo mismo. Siempre, aunque fuese corriendo, limpia y depilada, tanto en verano como en invierno, porque de otro modo no era feliz conmigo misma. Ahora tengo que esperar a que alguien me lo haga y aunque mi buena ducha me la dan mis hijas cada mañana y no voy descuidada, no es lo mismo.

Claro que eso requiere un trabajo, principalmente cuando se tiene un empleo. Yo me levantaba el fin de semana a la misma hora de siempre, solo así conseguía tener tiempo para cocinar, planchar, limpiar y ordenar. Aún sacaba tiempo para hacer costura, croché, etc... Por eso me pongo nerviosa cuando veo que ya no puedo hacer nada y no controlo la situación.

No soporto la dejadez, la inactividad, la pereza, el derroche, la mesa sin mantel, los malos modales, las palabrotas, los gritos, el egoísmo y tantas cosas... Y no digo que mi familia sea así, pero desde luego como yo no son en lo que a espiritú de sacrificio se refiere.

Ahora me conformo con lo que hacen mis hijas y sus parejas, y nada es igual. A mi hijo no lo cuento porque felizmente tiene su trabajo y aunque viene todos los meses duerme en su casa y raramente come aquí. No me puedo quejar porque cuidan de mí y nunca estoy sola. Pero no sé donde está nada.

La frase que más me puede irritar es "¿Dónde está?". ¿Dónde está mi móvil, el cargador, las llaves, el mando de la tele o del aire, la tarjeta sanitaria de mamá..? ¡¡Ay!! Con los documentos me hierve la sangre. ¿Cómo puede alguien dejar un documento encima de una mesa? ¡Me supera! Así la semana pasada tuve que comprar un termo nuevo porque no hubo manera de encontrar la garantía del otro que tenía 3 años y una garantía de 5.


Sé que a mis hijos no les va a gustar este post, pero es mi libertad de expresión, que se aguanten igual que yo tengo que aguantar en silencio (porque no puedo hablar) tantas y tantas cosas que me desagradan.

Hoy en día los momentos libres y "no libres", los dedican a tontear con el móvil ó el ordenador, que es otra cosa que no me explico. No hay trabajo pero todos, incluso los parados, tienen un iPhone de 600 euros, ropa de marca y qué sé yo... ¿Qué significa eso? Pues que exprimen a los padres y abuelos como limones. ¿Y cuando se acabe el dinero de las pensiones? ¿O nos muramos los viejos que pasará?

(Escrito con la mirada).

4 mar. 2016

Catherin


Mi amiga Catherin falleció el sábado 13 de febrero de 2016 sobre las 14h30.
Catherin es en realidad el nombre de su hija mayor, una niña de apenas 15 años. Su nombre era Loly, pero yo siempre la he llamado Catherin tal y como aparecía en mi pantalla: Catherin Santiago.

Tenía solo 42 años y varios con la enfermedad de ELA.
Era mestiza, como me dijo una vez, es decir que su madre era gitana y su padre payo. Fue poco al colegio, tal vez un año, por eso escribía mal. Al principio me costaba entenderla pero pronto me acostumbré y nos hicimos muy amigas. A fuerza de hablar a diario, de contarnos nuestras cosas, ella debió percibir mi empatía y debilidad por quien sufre, y yo su entereza, valentía, sentido del humor y franqueza.

Un día, hace tiempo, me pidió que contase su historia desde que enfermó. Era tal su empeño que cuando le dije "¿Qué quieres, que tu familia me denuncie?", quería firmarme una autorización para escribir sobre ella. Entonces le dije que sí lo haría, cierto es que en ese momento no pensaba que le sobreviviría. Ella estaba muy bien y yo hecha una ruina humana...
Catherin era inteligente y lista, pero muy tozuda y cabezota. Me costó la propia vida convencerla de que necesitaba la gastrostomía para cuando ya no pudiese comer, cuando por fin lo conseguí, ya no le dió tiempo... Mi pobre amiga se murió por falta de atención y cuidados básicos para una enferma de ELA.

El viernes 12 me dijo lo siguiente:


CAT - Adilia, estoy malísima otra vez. Me tomé las 2 pastillas, eran 3, me puse de maravilla. Por las diarreas no me tomé la última y he empezado a sentirme otra vez peor y peor, mucho dolor, fatiga y más dolor otra vez. Lo peor es que no puedo ni abrir la boca. Él me llamó una ambulancia, me llevaron al ambulatorio, pero yo ayer no estaba mala, fue por las diarreas, y el médico no miró ni garganta ni oídos. Sin yo darme cuenta me mandó para casa pero ahora ha vuelto todo peor.
(Unas horas después):
CAT - Adilia joder, ¿dónde estas? Ha venido un gilipollas a verme, un médico, ni me ha mirado nada. Me dice: "Qué flaca, ¿no bebe batido? Es porque cada día tragará peor, pues que la alimenten por vena". Y yo intentando hablar y ni caso nadie. Él ha ido al hospital, no sé, para que me hagan algo, ¡pero si yo solo quiero un antibiótico y no me lo dan! Me van a matar. ¿Por qué nadie me cree? Habla con Jesús, me duele todo, y no es la ELA.
ADI - Hola guapa, deberías haber tomado la última pastilla. Me acabo de conectar. Vino la fisioterapeuta y aún estoy en la cama.
CAT - Él no quiso, tengo algo, no es la ELA. Mi hermana paga un médico para que venga esta tarde.
ADI - ¿Ahora mismo cómo estás?
CAT - Deshidratada, me duele todo, el estómago revuelto, jaqueca...
ADI - Bien por tu hermana. Qué raro que no te ingresaran. Necesitas cuidados médicos.
CAT - Habla con Jesús. Adilia, me voy a morir, habla con Jesús, no me cree. Ese médico no vale, estoy mal. Me puse mejor con el antibiótico.
ADI - Después cuando venga Rosa le digo que llame.
CAT - Voy a intentar, a ver si puedo beber algo de batido.
ADI - ¿Y si empiezas otra vez a tomar el antibiótico?
CAT- No tengo más, no puedo beber batido.
ADI - Voy a levantarme, espera.
(Al rato):
CAT - Llamó una ambulancia. Cómo te quiero, gracias por todo.

Se puede ver que mi amiga estaba muy lúcida... Cuando me dijo "habla con Jesús", mi hija Mylena no tardó ni 15 minutos en llamar y le dijo lo que me estaba contando Catherin, y que según su experiencia conmigo, lo mejor era llevarla al hospital y que le pusieran suero y medicación por vía. No sé que pasó que ese día no la llevaron (cierto es que Jesús estaba también fatal con la gripe). De hecho cuando llamamos estaba en el ambulatorio...
El sábado amaneció en las últimas... Maldita fatalidad!
Casualmente ese viernes 12, recibí una petición de amistad de su hermana. Os copio la conversación, me consta que Yohana está sufriendo mucho la pérdida de hermana, lo cual es normal.


ADI - ¿Eres la hermana de Loli? ¿Cómo estás y cómo está ella?
Y - No tiene fiebre. Lo único que no puede comer, malestar.
ADI - Yo hace tiempo que le digo de hacerse la gastro. No sé qué está esperando.
Y - Tendría que habérsela hecho hace tiempo pero Loli no hace caso, es cabezona.
ADI - Yo hasta le envié fotos para que vea que no es nada y me dijo que le daba fatiga. Y yo le dije que elija si quiere vivir o morir.
Y - Así le hablo yo pero ni caso. Sufre, Adilia, se asfixia. No hace por ponerse el aparato, no puede comer bien, no puede beber agua. ¿Sabes que hay que dejar toda la noche la puerta de la casa abierta, es planta baja. No le digas que te lo he dicho, se enfada conmigo.
ADI - Si sigue asi se muere, te lo digo en serio. Tranquila, no estoy yo para cotillear.
Y - No mujer, es que Loli tiene mucho genio. Se enfada y me deja de hablar. Y yo me pongo de los nervios si no me habla.
ADI - Estoy preocupada y muy triste.
Y - Tranquila, si Dios quiere estará mejor. A ver si me hace caso, Loli es muy fuerte.
ADI - Ya he perdido muchos amigos de la noche a la mañana.
Y - Uff, una enfermedad muy dura pero Adilia, hay que ser positivo, siempre pensando en positivo. Y me dirás tú no sabes lo que es porque no lo tienes y no lo puedes entender pero es que no hay otra que tener esperanza y positividad. Algún día saldrá algo para esta enfermedad.
ADI - Yo soy positiva pero realista.
Y - Sí, la verdad es que esa enfermedad se lleva a la gente consumiendola. Y comprendo que te pongas triste... Yo tengo la esperanza de que Dios sane a Loli o salga algo y se pueda curar. E igual que para ella, mi deseo es para todos los enfermos de ELA. Voy a descansar un poco...
ADI - Anda, buenas noches. 

Catherin y yo teníamos 2 códigos para cuando su marido estaba cerca, ella me ponía 13 y lo dejábabamos, además ella borraba todo. El segundo, si me daba un toque es que tenía un problema y había que llamar a Jesús, así lo hacían mis hijos y la verdad es que Jesús nunca andaba lejos y siempre era amable y educado.
Hasta aquí por hoy, no pretendo herir los sentimientos de nadie, las cosas pasan porque sí...
Pero yo tengo en mi ordenador todo lo que me contó mi amiga y no descarto un segundo post...