30 oct. 2013

Cuidado del enferm@


En mi post Higiene del enfermo me dejé atrás dos ó tres cositas también importantes. Una de ellas es la higiene bucal.
En primer lugar, se necesita un cepillo dental eléctrico para facilitar el lavado de dientes.
Ardua tarea donde las haya... Primero porque hay un momento en que ya no podemos abrir la boca asi que mucho menos ir al dentista.
Mylena me dice: "Mamá, si no abres la boca no puedo sacar el cepillo!!" Je,je,je, como si fuera tan fácil: cuanto más presiona, más aprieto yo. Si alguien tiene este problema, debeis saber que es involuntario, igual que no podemos andar ni hablar, pués tampoco podemos mover la mandíbula. De hecho estoy pensando en dejar de comer...
Otra cosa que tengo que decir es que la mascarilla debe quedar herméticamente cerrada, es decir, que no se escape el aire, porque eso reseca las mucosas, la garganta, la boca, la lengua... Alguna vez por no llamar, hasta se me queda la lengua pegada al paladar.
Importante también es hidratar la piel del enfermo.
Para mí es imprescindible un brillo de labios, aplicar todas las veces que sea necesario. Cuando me olvido, se me quedan los labios tan secos que tengo la sensación de tenerlos agrietados y eso duele...

También es conveniente, sino necesario, estimular los músculos, manos, brazos, pies y piernas... A la hora de comer un pequeño masaje en el rostro...
Yo tengo un fisioterapeuta que viene desde hace unos años, él me mueve todos los músculos, sin olvidar, espalda y cuello. Por otra parte viene una acupuntora (en un primer tiempo fue Rosa quien insistió para que viniera, es que yo nunca creí en esas formas de medicina). El caso es que no sé qué me hace, pero yo me siento bien y no quiero pensar en un jueves sin Rocío.

Si recuerdo algo más lo escribiré. Vosotros si teneis algún truco para mejorar la vida de enfermos y cuidadores, me lo podeis dejar en comentarios... 

Un abrazo.

13 oct. 2013

Mi primer nieto

 
Hola mi querido nieto,
hola Jose Damian.
Eres mi amor perfecto,
tu nombre es mi talismán,
te llevo dentro del pecho.

Mucho antes de nacer
ya me tenías ganada,
en el vientre de tu madre,
de tí embarazada,
día a día te ví crecer.

Mi mano en una caricia,
te hablaba en mi pensamiento
y cuando ya te movías
y me dabas una patada
me hacías sonreír "embobada".

¿Quieres saber lo que te decía??

Te dejo mi energía
mi fuerza y mi alegría,
mi lealtad y valentía,
generosidad y empatía...
Coge lo bueno y más nada. 

Y lo malo que pueda tener,
el daño que haya podido hacer,
no lo mires, pasa sin ver ...
Es lo mismo que les dije,
a tu madre, a tu tío y a tu tía.

También a tí te lo digo
pequeño Jose Damian,
aléjate de todo peligro,
manten tu integridad,
tanto fisica como moral.

Es tu primera obligación
cuidar tu seguridad,
defender tu libertad
y mantenerte al abrigo.

Cuidate mucho corazón.  ♥


 

6 oct. 2013

El Iriscom de Bea

Hola amigos.
Muchos de vosotros habeis conocido a Bea. Otros conoceis su historia de oídas, y todos mis más íntimos amigos, alguna vez, y más de una, me habréis leído narrar la gran amistad que nos unió...
Iba a decir "nos une" pues me cuesta mucho creer que ya no la tengo. Y eso que hace casi un año que falleció.

Hace unos días, chateando con una amiga, hablando sobre lo que cuesta un aparato de comunicación como los que nosotras usamos fue cuando decidí escribir, una vez más, sobre Beatriz.
Y no me importa que lo lea su hijo, ni nadie de su familia, porque es la verdad.
En su último testamento, que no llegó a firmar ante notario, pero que estaba en manos de su abogado, en espera de los trámites notariales, Bea me dejaba su ordenador y su Iriscom, entre otras disposiciones. Además lo había dicho en su casa. Me consta que todos sus familiares, e incluso las cuidadoras, lo sabían.

Pero parece que su hijo no tenía la menor intención de cumplir con la voluntad de mi amiga. Puedo decir que en un primer tiempo casi me convenció de que no era más que un joven desbordado por las circunstancias (inocente de mí, que me empeño en pensar que las personas no pueden ser tan malas).
Cuando el único hijo de Beatriz, consiguió lo que quería de mí, no tuve más respuesta a mis mensajes.

(R.: Si lees esto, sabes que no hacía falta tu esfuerzo de amabilidad. Que yo hice lo correcto por mí misma, porque es mi forma de ser, tu madre lo sabía y por eso me confió todos sus asuntos, incluida la carta que te dejó, esa carta que te envié, y no sé si habrás leído, ya que unos días después de recibirla, me dijiste que "no habías tenido tiempo de leer".)

Volviendo al tema del Iriscom, ya había perdido la esperanza de tenerlo cuando les envié un correo a la Asociación para decirles que no podría devolver el que me han prestado y el motivo.
Era el pasado mes de Junio, 8 meses después de fallecer Bea.
Alguien decidió tomar el caso en mano, se aproximaba el día mundial de la ELA. Mi intuición es que esta persona le hizo creer que sacaría a la luz la sórdida historia de mi pobre amiga. Quizás lo hubiese hecho...
A los pocos días recibí en mi casa un paquete con el aparato, sin ordenador y ni una sola palabra (como si me lo hubiese lanzado a la cara, así lo he sentido yo).
Por eso no tengo escrúpulo en escribir este post.

Por último decir que como decía mi amiga,  los familiares de enfermos ya fallecidos, no deberían guardar en un rincón estos aparatos sumamente caros, que nunca van a usar, cuando tantas personas los necesitan y no se le pueden permitir.

Por supuesto que este que heredé de Beatriz, pasará a alguien que lo necesite, cuando yo me muera. Ni que decir tiene...