16 dic. 2011

Querido papá noel

Querido papá noel,
Ya sé que no repartes lo único que necesito, que es salud, por lo tanto te quiero pedir que no me traigas NADA.
No necesito más ropa, me encanta la que tengo y ya ves que no tengo ocasiones de ponermela... Lo mismo pasa con los zapatos y tengo 2 pares de botas monísimas, es más que suficiente para alguien que no anda...
Por Dios, no más zapatillas ni camisones ultragrandes, es que ya no caben en los cajones. Tampoco quiero bisutería aunque me chiflen todos los accesorios femeninos...
Lo único que me haría ilusión serían unas gafas de sol, pero como las que uso son graduadas en progresivo lo veo difícil... No estoy por la labor de viajar al polo norte para graduarme la vista...
Mi casa tampoco necesita nada, y aunque unos vándalos rompan unos tras otros los pequeños electrodomésticos, yo creo que no debes preocuparte con eso, ni por las puertas de mi ropero rotas (según oigo por ahí, porque son de mala calidad, lo cual me ofende profundamente... Se creen estos mismos vandalos que no escucho los portazos...)
Sé que los Reyes Magos quieren traerme uno nuevo... Aay... Ocurre que yo no podré establecer la misma relación con otros muebles, puede que suene raro pero les acariciaba con las más suaves bayetas, los más perfumados productos y hasta les hablaba...
Es la primera vez que te escribo y no quiero dejar pasar la ocasión de disculparme por todas las veces en las que pude parecer ingrata, aunque solo recuerdo 2 (ya sabes: los gnomos y aquella preciosa alianza de oro cuyo evidente significado no captó de inmediato mi aturdida mente, jejej...)
Juro que ahora nadie podría separarme de esta joya, y ni siquiera de los gnomos pues a fuerza de tenerles ahí ya les tengo cierto cariño, hasta creo que les buscaré un hogar para cuando ya no esté... Tengo a la persona ideal... jejjej!!!
Gracias papá noel.

4 comentarios:

  1. Me huelo que el receptor de esta carta (Papá Noël) es en realidad: Jony, Rosa y Mylena...
    Pero lo más curioso y a la vez paradójico es que creo q estos tres son también los "vándalos"...
    Juuummm..
    Y yo diría que el Rey Mago en este caso es "el abuelo Angel"... Jejeje..
    Un texto muy interpretable y metafórico...
    Bueno, ahora al grano: estoy segura de que papá noël también ha aprendido de sus errores y no tenia intención de llenarte los armarios de más zapatillas, botas y demás. Entre otras cosas porque me han dicho que es un fiel seguidor de tu blog y en tu última entrada le quedó medio claro que te sobran ciertas cosillas.
    Menos mal que le has escrito una carta porque resulta que con tanto polo norte solo piensa en resguardar del frio con babuchas, mantas y batas, y no se le habia pasado por la cabeza lo de las gafas de sol...
    Por cierto, el gnomo da miedo hasta en la foto, normal el grito de espanto que diste cuando abriste ese regalo... Uuuff, qué cosas, no?
    P.D.: Si el anillo pesase en oro todo el amor con que te lo dimos, no sería un anillo sino un planeta. Siento que no fuera el momento más oportuno... TE QUIERO.

    ResponderEliminar
  2. acho que papá Noel nunca recebeu uma carta igual á tua. é provável que fique espantado,e a guarde como uma reliquia. a maioria das pessoas pede coisas que não agradece,e nunca oferece nada.
    é uma carta bem elucidativa,da tua pessoa, para quem não te conhece. eu conheço-te bem ,e não fico surpreendida. por outro lado, entendo perfeitamente, os reis magos que giram á tua volta, e levam os presentes que podem,porque não podem dar os que querem. o primeiro comentário
    a esta entrada,é tambem muito emocionante.
    para ti,omeu maior presente...todo o meu carinho.

    ResponderEliminar
  3. Papa Noel, y "las hordas vándalas", deben estar meditabundos con este escrito. Espero que no presenten "recurso" alguno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar