6 oct. 2011

- Beatriz -

La conoci, hace aproximadamente un año y medio a través de Facebook.
Un dia alguien escribió una nota sobre ella diciendo que tenía ELA, haciendo referencia a malos tratos por parte de su marido y apelando a la solidaridad de la gente pero sin especificar qué tipo de ayuda necesitaba. Seguian algunos comentarios de apoyo, más que todo moral, porque otra cosa...  Consternada, sabiendo lo dura que es la enfermedad, sin poder imaginar añadir una situación familiar tan funesta como la violencia doméstica, escribí unas palabras significandole a la afectada mi imposibilidad de hacer otra cosa que tal vez aportar alguna ayuda económica en el caso en que no tuviese recursos para, por ejemplo, pagarse un abogado.
Enseguida me llegaron mensajes privados avisando que tuviese cuidado, que si esto y lo otro (como si fuese yo una niña tonta o hubiese puesto mi numero de cuenta con un cartelito "servidos").
A mí no me gusta hablar por hablar ni prometer algo que no piense cumplir. Desde ese día me propuse conocerla y vaya si lo conseguí... No paso un dia sin dedicarle un rato.
Por su parte ella me fue contando su historia y nos hicimos amigas de verdad. No voy a revelar intimidades pero sí decir que es la persona más valiente y también más sola que conozco con esta cruel enfermedad. Ella no tiene ningún familiar que se preocupe por ayudarla, todo lo contrario le hacen la vida aún más imposible.
Nunca la ví físicamente pero me preocupo por ella, me da mucha rabia que le hagan daño. Sé que últimamente estás muy cansada Bea y que tienes muchos problemas para resolver y que cada día te preguntas si vale la pena luchar... Yo te digo que sí. Pienso que lo difícil es hacer lo que has hecho tú...
Te admiro muchisimo Bea.

6 comentarios:

  1. Adilia, Bea..GRANDES.
    OS QUIERO, OS ADMIRO, OS RESPETO, Y OS TENGO.
    GRACIAS POR APRENDER TANTO A VUESTRO LADO. NO HAY PALABRAS SUFICIENTES QUE DIGAN LO QUE SIENTO, PORQUE TODAS SON POCAS PARA VOSOTRAS.
    GRACIAS, AMIGAS. A LAS DOS. CADA UNA EN SU ESPACIO, CADA UNA CON SU CORAZÓN.

    ResponderEliminar
  2. Es curioso cómo suceden las cosas, cómo a partir de una frase escrita en una pantalla por un desconocido, se puede llegar hasta alguien que de repente te invade y te llena, una persona a la que estimas e incluso quieres, por la que te preocupas y que te moviliza a hacer cosas que te pide el corazón.
    Como dices, nisiquiera os habeis visto en persona y es sin embargo una de las personas más "cercanas" de tu entorno actual.
    Es bonito pensar que se pueden CONOCER a personas, tomarles verdadero cariño, añorarlas y quererlas sin haberlas visto ni tocado nunca.
    Yo también tengo el placer de conocer a Bea y me alegro de haberlo hecho, y sobretodo me alegro que os tengais la una a la otra, porque las dos sois dos grandes mujeres. Muy grandes.

    Por cierto, y no es que no puedo pasar sin decirlo: GUAPA se queda corto para lo que es Bea, mirad qué ojos, qué mirada más profunda.

    ResponderEliminar
  3. No conozco a Beatriz.Tampoco,personalmente, a Adilia. Pero algo me hace sentir la fuerza de ambas en las palabras que leo y los sentimientos que intuyo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Queridas/os no hay nada como sentirse acompañada, arropada aunque sea virtualmente, esta ELA nos unifica, los amigos se nos alejan y nacen por el medio otros que nos reconfortan, para estos mil abrazos Josep Rof Rof

    ResponderEliminar
  5. Adilia eres una gran amiga y tienes un buen corazon, pobre Bea lo que esta pasando, ella es un ejemplo de fortaleza, os azmiro ha las dos,seguiremos luchando para que la maldita ,,ela ,, no nos gane, un fuerte abrazo para las dos !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milagros ha perdido la batalla, a Beatriz la perdí en 2012. A la ELA nadie le gana...

      Eliminar