6 abr. 2012

Ocupada, me olvido

Hola amigos, hoy vuelvo a publicar mi primer post en este espacio... No sé como es posible, pero ya no está, se esfumó en el aire, pero curiosamente tengo el borrador...

Que dia agotador. Veo blogsssss por todas partes. Es que pasar del mando a distancia... a tener mi portátil, mi correo electrónico, mi blog... no me lo creo todavía.
Una cosa es cierta, hoy me he olvidado de "ella". En mi idioma materno se escribe ela. Yo siempre pongo e.l.a., porque sino me parece estar hablando de alguien. Y ela no se merece tal distincion.
Para quien no sepa de que estoy hablando, ahi va una breve definicion: esclerosis lateral amiotrofica. Una enfermedad de lo + antipático.
Cuando aquella tarde de verano del 2008, me senté en el despacho del medico, le entregué el sobre con el resultado del ultimo estudio, ya mi intuicion decia que este enésimo diagnostico, iba a ser el definitivo. La palabra "ÁNIMO", con la que me despidió el especialista tras 3 horas de investigar mi sistema muscular y nervioso, habia encendido en mi cerebro luces de alerta, que en aquel momento vibraban al rojo vivo. El doctor "X" reclinado en su asiento sonreía. Sé que es dificil de creer, pero se alegraba de tener la última palabra en la controvercia que se habia inicado cuando decidí consultar con otros médicos.
Enfin, nos miró a mi hijo y a mi, y dijo: "Es mucho + grave que lo que os han dicho". Usted tiene ela. Cuando le pregunté "¿Qué es eso?" fue bastante explícito, tanto como para provocar en mi hijo una crisis de ansiedad. Le atendió la asistente, y salimos a la calle... Propuse coger 1 taxi y dejar nuestro coche en el aparcamiento, pero él dijo que estaba bien para conducir y asi fue como nos llevamos por delante la barrera del garaje y causamos el primer siniestro al coche familiar recién comprado. ELA se habia instalado en nuestras vidas.

6 comentarios:

  1. Hola adilia, al leerte lo que os ocurrió en vuestra visita al medico no he podido evitar acordarme del momento en el que la medico que le hizo la elctromiografia a mi madre se puso a gritar ¡Pero que mal esta usted! entre otras lindezas mientras le limpiaban el estropicio posterior a los pinchazos en la lengua. No se si es que los años de profesión hacen callo en determinadas personas, o por el contrario hay personas que directamente tienen la sensibilidad de un ladrillo, o quizás la tienen alojada en algún sitio de difícil acceso. Esta bien que se informe a los pacientes y familiares, pues es nuestro derecho, pero quizás un poco de tacto les vendría bien a algunos. O tomar all bran de esos.

    Un beso

    Oscar

    ResponderEliminar
  2. Algunos se llaman personas... médicos y enfermos a quienes diagnostican... ¿quien es la persona y quien el enfermo?.
    Un beso, Adilia.

    ResponderEliminar
  3. Llevo media hora pensando que palabras utilizar para que sean políticamente correctas pero no me sale otra que decir que no tienen ni puta idea de lo que tienen entre manos ni de como tratar a la gente que tienen delante (por suerte no todos). A mí uno me llegó a insinuar que todo era psicosomático y la palabreja esta hay días que no me deja dormir. Seguro que esto último es psicosomático.

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que hay muchos/as médicos que se ponen en el lugar de la otra persona, explicándote las cosas desde su humanidad y no añadiendo más dolor a ese momento tan duro y cruel.

    Me encanta como escribes… Un abrazo familia.

    ResponderEliminar
  5. Asi es Adilia.. en este largo camino encuentras de todo....medicos sensibles , ignorantes ,soberbios ,insensibles , otros que te dan esperanzas ,los que crean dudas, en fin....durante los diez años que Emilio padecio E.L.A , pasamos por todos ellos...pero luego el sentido comun y la experiencia te va dando la sabiduria de quedarte con los mejores...a esos me aferre ese tiempo y no me han defraudado...pero costo mucho..de verdad...
    Me encanta leerte....un abrazo y animo..!!!!

    ResponderEliminar
  6. Perdona por haberte borrado este post cuando lo publicaste (creo q en 2010)... Menos mal q lo has recuperado. Ya no te "organizaré" más el escritorio del blog, jeje..

    ResponderEliminar