21 oct. 2010

La silla "Frankenstein"

Cuando decidí que necesitaba una silla para la ducha fuí a la ortopedia y me dije que con la + básica me conformaba, visto el precio exorbitante de las demás, aun así pagué por ella 170 €.
Al poco tiempo me dí cuenta de que la barra de acero que tenía como respaldo se me clavaba en la espalda, me impedía enderezarme... en fin, más que una silla era un instrumento de tortura (¿Será q testan este tipo de inventos supuestamente destinados a facilitar la vida de los enfermos?) Total, volví a la tienda y me compré esta, + de 400 €...

Pero enseguida comprobé que tenía que subirme en un pollete para llegar a sentarme, y tras unos días de prueba nos dimos cuenta del peligro tanto para mí como para quien tuviera que ayudarme, entonces le dije a mi yerno (q es muuuy manitas) que si podía arreglar este problemilla.
Él le cambió las ruedas por otras + pequeñas, pero las pequeñas no rodaban, así que las volvió a cambiar por otras más medianitas que sí resultaron, aunque mi hija se seguía quejando porque no le suelen gustar los cambios, pero a mí me resultaba mas cómodo.
Después, con el tiempo, me dí cuenta de que necesitaba apoyar la cabeza porque me dolía el cuello, y buscando por todas las ortopedias no nos dieron solución, porque no existe un reposacabezas para ese modelo de silla... Estuve mucho tiempo dando guerra a mis hijos "que no me arreglais esto, que no os preocupais.." y claro, ellos me contestaban que qué iban a hacer si no había reposacabezas... pero el manitas de mi yerno empezó a estudiar el asunto y se fue a buscar un soplete para derretir el plástico, se metió en el laboratorio de la casa (que es el cuarto grande donde se meten todos los trastos) y se puso a trabajar con su experimento.
Cogió el cabecero de la silla de salir, que no uso mucho, y lo implantó como el que pega un chicle, a la otra de WC. Parece fácil, pero ha supuesto un cambio que poquita gente es capaz de realizar. La silla cada vez tiene más trasplantes, elementos extraños, pegotes... y hoy en día tiene este aspecto.
Ha evolucionado, como hacemos nosotros, y yo creo que ahora ya podemos patentarla como un invento nuestro original y propio. Eso sí con todos los accesorios añadidos + la mano de obra habria que incrementar su precio de por lo menos 100 €.
Mirad q bonita:

(Es q estos articulos aunque son de 1ª necesidad, no son precisamente baratos) por lo menos hasta q no los encontremos en los chinos...

4 comentarios:

  1. MENUDA SILLA!!!! Eso de tener un manitas en casa es una ventaja...Lo de los accesorios de las ortopedias es un asco! Te cuesta todo una pasta y al final te lo tienes que arreglar tú.A nosotros nos pasó con el reposacabezas de la silla electrica, el pobre Jose iba con la cabeza "PATRÁS" y un amigo "manitas" se lo arregló. Las ruedas de la silla manual con problemas para entrar en el aseo...arreglo personal de nuevo,y asi un sinfin de cosas que nos costaron un dineral para luego ir adaptando nosotros. Tienes razón con lo de los precios, es abusivo que siendo de primera necesidad te pidan cantidades desorbitadas...Que no se enteran ¡¡¡PRIMERA NECESIDAD!!!, no primer capricho...Parecen TONTOS DEL CUL....., perdón, pero me pone de los nervios que se abuse con temas tan importantes como esto y no se faciliten las cosas necesarias...BUFFF!!!! Menudo rollo corazón, y es que hay temitas que joden!!!! Un besazo y siempre PALANTE!!!!!

    ResponderEliminar
  2. hoje em dia não é fácil a vida de ninguem, mas a de pessoas com necessidades especias,é de certo um autentico suplicio, e essas pessoas verdadeiros heróis, ou heroinas.Pena que se gaste tanto dinheiro em coisas sem nenhum sentido,e se corte onde é absolutamente necessário.Admiro a tua coragem,capacidade de
    luta.O Mundo seria um lugar muito melhor,se se
    desse prioridade ao que é prioritário.

    ResponderEliminar
  3. Menos mal q en esta casa tenemo musho arte y las tareas de cada cargo están perfectamente establecidas. Mi madre es la cabeza pensante, o digamos el ordenador central, de dónde vienen las ideas y quien da las órdenes (ó si prefieren sugerencias, q al final son órdenes, jeje), después estamos yo y mi hermana q alguna vez ejecutamos la orden y damos una solución, pero que normalmente no hacemos más que marear y desviar la atención... y finalente está Jose q (tó hay q decirlo) no hay bricolaje q se le resista, q siempre acaba poniéndose manos a la obra y convirtiendo, como en esta caso, la silla Renove (o algo asi) en la silla Frankenstein...
    Si es q asi no hay enigma q se nos resista!

    ResponderEliminar
  4. bueno la verdad es que ha quedado muy bien. Es que este Jose es un genio. Menos mal que el hombre tiene esta capacidad de invencion para salir siempre adelante ante las dificultades. TK

    ResponderEliminar