6 may. 2010

Otra vez noo!

Especialmente para Adriana, a quien le pareció tan divertido que mi hermana echara por tierra mi reputación en el pueblo (ver " Mi doble y yo").
Voy a recordar otra situación donde también he sido yo la víctima.
Esto fue todavia + increíble pero auténtico. En esta ocasión fui yo quien se desplazó a pasar unos días a su casa. Ella vive en un chalet a unos 4 kilometros de la pequeña ciudad de Vendas Novas. Una mañana decidimos ir de compras y dar una vuelta con los niños. Como mi cuñado se había llevado el coche, nos acomodamos en la vieja furgoneta que tenian para las cosas de trabajo, y nos pusimos en marcha. En un momento de la excursión, pasamos por la oficina de correos, y ella dijo que tenia que entrar, con lo cual aparcamos en una plaza y yo le dije que la esperaba ahí mientras los niños jugaban. Estaba tan tranquila de pie en medio de la plazoleta, cuando de pronto se me acerca un desconocido, me da 2 besos y me abraza efusivamente mientras decía "Cuánto tiempo sin verte Mimosete", y preguntaba por mi marido y demás. Yo intentaba expicarle su error y él se partia de risa diciendo "Si, si, muy graciosa, y la furgoneta tambien tiene una gemela, y tu hija también", y venga palmaditas en la espalda.
Empezaba a sentirme realmente incómoda cuando uno de mis hijos corrió hacia mi llamándome "mamá"... Fue entonces cuando este hombre pareció darse cuenta de que algo raro pasaba. Nos quedamos mirándonos, yo rezando para que mi hermana saliera de aquella oficina. Por fin salió, saludó a su amigo y le resultó de lo + cómico ver la expresión de ambos.
Esta persona tenía por lo visto 2 hijas adolescentes que durante meses, doblaban la carcajada, si su padre presumía de buen observador o decía aquello de "A mí no se me escapa detalle"...

4 comentarios:

  1. Te escribí un comentario y ahora veo que no ha salido publicado. Me armo unos líos con esto del blog...¡Soy un desastre! Te decía que me alegro de leer tus cosas. Eso de tener una hermana gemela debe ser divertido y a la vez comprometido, porque la situación puede resultar embarazosa.¿Alguna vez habéis intercambiado los papeles? Seguro que tendrás cosas que contarnos para rato.Me alegro de seguirte. Espero que estés super animada. Un beso. Mari Caremn.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja.... que mal rato pasó el pobre hombre. Ojala tuviera yo una hermana gemela; anda que no me iba a quedar con gente... ¿Nunca os habéis intercambiado los papeles para un examen o para hacerle alguna broma a alguien?

    ResponderEliminar
  3. Memória de elefante...
    Lembras-te daquela vez que me visitas-te em Burgsolms? Perdes-te um envelope com fotografias na rua onde me procuravas. Passadas algumas horas, quando conversavamos, alguém bateu à porta para me entregar as fotografias que tinha perdido!!! Não as minhas, mas as tuas fotografias.
    Bjs Mimosete

    ResponderEliminar
  4. Jajaja! Qué guaaay. Yo creo q si yo hubiese tenido una hermana gemela, nadie sabría quién es quien de las veces q hubiéramos engañado a la gente...

    ResponderEliminar